martes, 10 de enero de 2012

Quien tiene un goleador tiene un amigo

El desmentido formal de Marcelo Bielsa, 'en lo que a mí respecta, no hay necesidades', va a ser insuficiente para que el mercado de invierno no sea una noticia de primer orden en Bilbao a lo largo de todo este mes. Quizá es todavía demasiado pronto para afirmar que el asunto ha alcanzado la categoría de culebrón, pero que el mismo día dos periódicos del mismo grupo titulen de manera tan opuesta, nos da una pista. 'Aduriz no se vende', dice el valenciano Las Provincias, al tiempo que El Correo informa en su edición en papel en Bilbao, que el Valencia está a la espera de una oferta formal del Athletic.
La necesidad de contar con un delantero que supla con garantias a Llorente alimenta tanto el deseo como los rumores. El hecho de que no haya elección posible y Aduriz sea esa única alternativa, simplifica bastante las cosas.
No es de ahora esa necesidad imperiosa de un hombre resolutivo en el área. Desde que Carlos Ruiz lograra el Pichichi en la temporada 74-75 marcando 19 goles, ha llovido mucho y el Athletic ha vivido mejor o peor cubierto. Lezama llevaba cuatro temporadas funcionando cuando Carlos consumó su proeza, pero dos años después de aquel Pichichi, el Athletic ya recurrió a un fichaje que también fue un culebrón en su época. Aitor Agirre, un delantero centro prototipo de tanque, se vistió de rojiblanco en la temporada 77-78, procedente del Racing de Santander después de protagonizar el rumor de cada verano al menos los tres años anteriores. Que un chico de Sondika estuviera metiendo goles por esos mundos no les encajaba ni a los aficionados ni a los medios de comunicación de la época, así que Aitor llegó por fin a San Mamés aquel verano del 77. Marcó diez goles en los dos años que estuvo y nunca pudo considerarse titular.
La misma temporada que Carlos se convertía en el máximo goleador de Primera, debutó Dani en el Athletic. Coincidieron pues en el equipo el último Pichichi rojiblanco y el último gran goleador, el único de la era moderna que se ha ganado un sitio entre los diez máximos realizadores de la historia del club. Dani, con sus 199 goles ocupa el tercer puesto de esa clasificación histórica, solo por detrás de Zarra y de Bata. Carlos, acabó sus días como rojiblanco con 115 goles marcados.
Pero Lezama ya estaba funcionando y no tardaría en dar sus primeros frutos. Sarabia era juvenil cuando Carlos fue Pichichi, y debutó en el primer equipo un año antes de la llegada de Aitor Agirre, pero el curso posterior tuvo que marcharse cedido al Barakaldo, desde donde regresó para instalarse definitivamente y entrar en la historia del Athletic con sus 118 goles y el espectáculo de su fútbol. Llegó practicamente al mismo tiempo que Bengoetxea, así que ambos pueden presumir de ser los dos primeros delanteros que proporcionó Lezama. Sus trayectorias resumen el precepto bíblico que ha regido desde entonces en la cantera en lo que se refiere a la producción de atacantes: han sido muchos los llamados, pero muy pocos los elegidos.
Si nos centramos en los delanteros goleadores de referencia que ha tenido el Athletic desde Manolo Sarabia, podemos decir que Lezama ha aportado además al primer equipo a Julio Salinas (aunque solo estuviera cuatro años en los que marcó 29 goles) y a Fernando Llorente (92 goles en las ocho temporadas que llevaba el año pasado). Entre Sarabia y Llorente el club tuvo que recurrir a los fichajes de Uralde (40 goles en tres temporadas), Loren (9 goles en dos temporadas), Ziganda (91 goles en siete cursos), Joseba Etxeberria (104 goles en 15 años) y Urzaiz (129 goles en once temporadas), para darles la responsabilidad de liderar el ataque.
Sería injusto, no obstante, olvidar a otros productos de los primeros tiempos de Lezama como fueron Noriega y Endika, autores de goles históricos y que asumieron un rol importante cuando la delantera titular era la formada por Dani, Sarabia y Argote. Y de entre los fichajes también hay que recordar a jugadores como Valverde (50 goles en seis temporadas), Ezquerro o Jon Andoni Goikoetxea, unos por su aportación en forma de juego y goles, otros por lo que significó en su momento su adquisición.
Lezama ha aportado una considerable cifra de delanteros al primer equipo durante todo este tiempo, aunque la inmensa mayoría no acabó de cuajar o tuvo una aportación notablemente inferior a los citados como referencia. Arrien, Sarriugarte, De Diego, Roberto Martínez, Uribarrena, Huegun, Bolo, Suances, Bidaurrazaga, Alvaro, o los más recientes, Garmendia o Jon Vélez, completan una lista salpicada por fichajes como los de Jabo, Luke, Mario Bermejo, Sívori, Toquero o Díaz de Cerio.
En la persona de Aritz Aduriz, el objeto de deseo que tanto ha dado que hablar desde que fuera traspasado al Mallorca, convergen todas las categorías referidas en este texto. Es un producto de Lezama que no cuajó en su día en el primer equipo, que llegó como refuerzo de emergencia para triunar y que ahora se contempla como un fichaje de mucho más relumbrón que lo que pueden significar los 23 goles que marcó los cuatro años que estuvo en el Athletic.

llévame a Menéame Menéame mira lo que se habla en la blogosfera Technorati: Athletic lleva este post a los favoritos de Google GBookmarks: marcar

10 comentarios:

Gontzal dijo...

O sea, que te jugarías una birra a que viene.

La necesidad es imperiosa, no sé si de Aduriz, pero sí de alguien que dé alternativas al entrenador arriba y que meta un poco de presión a Llorente y, por qué no, al resto de jugadores ofensivos.

Tiempo habrá, verás, para abrir debates sobre la posibilidad de jugar con Llorente y Aritz juntos...

Gontzal dijo...

Por cierto (y ya comentario de observador mediático) el hecho de que la información de El Correo Español la firme Iván Orio me hace darle cierta verosimilitud.

Parece que es -ya desde la campaña electoral- el periodista más cercano de esa redacción a la junta de Urrutia.

Juan Carlos Latxaga dijo...

Yo no me juego nada en esto del fútbol. La conjunción astral parece favorable. Aduriz ha perdido protagonismo, el Valencia necesita pasta, al Athletic no le queda más remedio... pero...
La información de El Correo tampoco dice mucho más de lo que ya han dicho antes al respecto y es que no hay mucho más que decir. El Athletic quiere comprar y el Valencia se hace el orejas a ver si sube el precio. Esto ya lo inventaron los fenicios hace unos cuantos siglos. Y recuerda que vivieron por aquella zona.

Gontzal dijo...

Jodé, ya pago yo la birra si viene Aduriz.

De lo de los fenicios y su pasado levantino, me ha quedado meridianamente claro en el juicio a Paco Camps.

Scasi dijo...

Con Igor Martínez casi recuperado (si no lo está ya) y Llorente de nuevo en acción pagar por Aduriz sería una bilbainada.....

además de que Toquero se ha fogueado ya como punta, por si las necesidades tuviera que actuar ahí algún otro partido....

Aún así cualquier refuerzo bienvenido sería....

Y por cierto Latxaga, el que crea el desaguisado en la defensa del Getafe en la falta es Javi, no Llorente....
Más mérito que Llorente tiene Herrera que es al que le hacen la falta y él la saca (creo)....

Juan Carlos Latxaga dijo...

No insultes a los fenicios, Gontzal, los mercaderes no tienen que ser necesariamente tramposos. Ese que tu dices parece más de la cuadrilla del corso.
Scasi, si me aseguras que Llorente va a jugar todos los minutos de todos los partidos los tres próximos años, como ha hecho hasta ahora, yo tampoco veo necesidad de refuerzos. Ahora, si la alternativa es quedarnos en manos de Igor Martínez y de Toquero, siento como un escalofrío por la espalda, qué quieres que te diga

J.Carlos dijo...

No creo que Aduriz vuelva. Me temo que hay varias cosas que dificultan decisivamente su fichaje: el Athletic no anda sobrado de recursos, el Valencia no querrá regalarlo y menos a un equipo que puede ser rival más o menos directo, el jugador sabe que puede ser su último contrato importante y no creo que esté dispuesto a regalar nada, quizás allá equipos (no necesariamente de la liga española) que sí puedan llegar a las (eventuales) aspiraciones económicos de Valenca y Aduriz... No veo nada sencilla la operación. Y luego está lo que piense al respecto Bielsa: de puertas afuera dice que no necesita refuerzos, ¿habla para quedar bien o porque lo cree así? ¿Contaría mucho, poco o nada con Aduriz? No se, no veo nada claro que Aritz regrese una vez más.

J.Carlos dijo...

Scasi: Llorente interviene decisivamente en la jugada.

Arrastra hacia el centro a Cata Díaz, dejando a su espalda a Javi solo. Movimientos perfectamente ejecutados si no hubiera sido por un leve resbalón de Cata Díaz que hace que Javi se adelante por milímetros e incurra en fuera de juego. Mala suerte para una estrategia muy bien diseñada y muy bien ejecutada

He visto varias veces la jugada y que me caiga encima una maldición (que me haga mañana merengue o culé, por ejemplo) si esto no es así.

Juan Carlos Latxaga dijo...

Bienvenido J.Carlos
Tus argumentos para no ver nada claro el fichaje de Aduriz son muy razonables pero ten en cuenta que las palabras fútbol y razón suelen casar mal en la misma frase. Y no te digo nada si añades una tercera:fichajes
A mí también me llamaron la atención las palabras de Bielsa, y escribí un post al respecto. En principio cualquier entrenador se hace el desinteresado, aunque solo sea para no encarecer el producto, pero no le veo a Bielsa interpretando ese papel. Además, tiene antecedentes en Newel's y en Vélez de renunciar a fichajes para fortalecer la autoestima del grupo

Scasi dijo...

Diferente puntos de vista J. Carlos....

Llorente no hace nada especial, y Cata cae que es quien le tiene que marcar.....se cae
Llorente se mueve hacia el centro, que es lo que tendrían ensayado....aunque está mal porque se mete en fuera de juego

Pero la clave está en Javi que es quien se va de Ríos que no le sigue....

El Getafe hace una defensa al hombre...y el que rompe esa defensa es Ríos, y el que provoca todo el desaguisado defensivo....

Lógicamente buscarían eso en la falta, que se qudara Javi....pero el fallo tremendo es de Pedro Ríos, y el mérito de Javi.....

Que llorente participa, pues no te voy a negar que está en la jugada y que cumple su papel de irse al centro, pero nada más......

La clave Javi y ríos, y que el resto de marcajes se rompe a raíz de eso y acaban dejando solo a Iturraspe al remate...