martes, 6 de octubre de 2009

Dejen en paz a Muniain

El gol que marcó en Valladolid y que a la postre evitó la catástrofe de una nueva derrota del Athletic (hubiera sido la cuarta consecutiva) ha alimentado más aún si cabe el fenómeno Muniain, presente ya en la primera página de las secciones de deportes de la prensa local desde que se anunció su convocatoria para la selección sub-17 y se hizo publica la absurda protesta del presidente del Athletic.
Los periódicos le dedican centímetros cuadradados de papel, las radios hablan y no paran y las televisiones locales han encontrado un nuevo mito (sí, ahora los mitos se encuentran a la vuelta de la esquina y los hechos históricos se suceden a razón de un par de ellos al día), para sustituir al ya olvidado de Julen Guerrero, perdido para la causa de las audiencias en un voluntario y cómodo ostracismo.
Iker Muniain tiene la suerte de no ser alto ni guapo; de serlo, a estas horas habría que proteger su domicilio y Lezama con la Infantería de Marina que Chacón se niega a enviar al Índico. Afortunadamente para el chaval, de sus cualidades ajenas al fútbol solo destaca su extremada juventud, dieciseis años, algo que el tiempo, no hay duda, se encargará de modificar más pronto que tarde. Es de suponer que cuando Munain deje de ser el futbolista más joven en usar el secador de pelo del vestuario o el jugador que con más precocidad firmó un autógrafo a una fans japonesa, su estrella mediática irá menguando y prevalecerán sus valores futbolísticos.
Pero mientras eso sucede, sería muy conveniente que en el club se preocuparan por conseguir que dejen en paz al jugador y midan con más precisión sus intervenciones sobre su persona. Está muy bien que limiten al máximo sus intervenciones en los medios o que, directamente, prohiban entrevistas, pero no es el único campo en el que el club puede y debe intervenir.
La airada protesta de García Macua por la convocatoria de Munian para el Mundial sub-17, lejos de hacerle un favor al chaval, no ha hecho más que situarlo en el centro de la polémica, además de desvelar un nerviosismo y una dependencia del jugador, que no dice nada en favor de la composición de la plantilla. Si el mes de octubre clamamos al cielo porque no vamos a poder contar con un chaval de dieciseis años durante siete partidos, tendremos que admitir que nos hemos vuelto todos un poco locos. Pero así están las cosas al parecer en el Athletic.
No se sostiene el argumentario de García Macua para defender la no convocatoria de Muniain, y mucho menos esa suerte de agravio comparativo que, dice, sufre un equipo de cantera como el Athletic. En lugar de protestar ahora, hubiera estado bastante mejor que García Macua expusiera sus razones en tiempo y forma ante la Asamblea de la Federación, de la que es miembro, y planteara, por ejemplo, la necesidad de revocar la obligatoriedad de clubes y jugadores de asistir a las distintas selecciones españolas que les reclaman, al margen del calendario y, a veces, de la realidad. Que De Marcos, por ejemplo, salte del Alavés al Mundial sub-20, previo paso de media docena de partidos en el Athletic, suena, como poco a exagerado. Que regrese de dicho Mundial después de haber jugado apenas 100 minutos, refuerza esa impresión.
En las condiciones actuales es absurdo pedir a los responsables de la Federación que renuncien a llevar al que probablemente sea el mejor sub-17 del país. Nadie entendería, y alguno tendría que dar muchas explicaciones, que la selección española jugara un Mundial sin el concurso de uno de sus mejores jugadores. Hasta ahí no hay nada que reprochar a quienes han reclamado a Muniain. Lo que resulta chocante es que después de que alguno se haya llenado la boca proclamando la futura internacionalidad de determinados jugadores ("Amorebieta será el futuro central de la selección", "tener muchos internacionales hará más grande al Athletic") ahora se rasgue las vestiduras porque sus pronósticos y sus deseos se han cumplido.
Tengo para mí que a Muniain le vendrá muy bien este paréntesis, jugando con y contra chicos de su edad, alejado del mundanal ruido de la Primera División y de las páginas de los periódicos, aunque a estas alturas de internet eso sea algo más que relativo. Esa será la parte buena de asunto. La mala, que en las tribunas habrá doscientos espectadores y dos mil intermediarios, agentes, secretarios técnicos y demás merodeadores del fútbol atentos a un mercado de carne joven y fresca como es una competición juvenil. Hay quien sostiene que los dieciocho millones de su cláusula son protección suficiente. Personalmente, no lo tengo tan claro incluso en estos tiempos de crisis.
Mientras tanto, sería conveniente que entre todos, se hiciera un esfuerzo para dejar en paz a un chaval que tiene todo el futuro por delante para demostrar que lo que hasta ahora está apuntando se consolida como una realidad. Porque, de momento, lo único que ha enseñado Muniain es que es un gran futbolista... en potencia.

llévame a Menéame Menéame mira lo que se habla en la blogosfera Technorati: Athletic lleva este post a los favoritos de Google GBookmarks: marcar

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola,

Yo tampoco tengo tan claro JC que 18 millones sean suficientes para estar tranquilos.

Pero además pienso que uno de los mayores peligros de desestabilización emocional que Iker pueda tener o sufrir no sean las entrevistas, radios y diversos medios, sino que sean los cantos de sirena que le van a llegar a él y su entorno desde las distintas buitreras del panorama futbolistico mundial, porque su cláusula es asumible como inversión y núnca como gasto por cualquier club medianamente potente económicamente y no digamos nada de los Manchester, Arsenal equipo este que hizo debutar a Cesc con 16 años en la Premier y jugo en ese primer año 46 partidos oficiales, Cesc si. Hago este comentario para los que opinan que a Iker hay que cuidarle, guardarle etc...me parece este tipo de opiniones autenticas txuminadas con todos los respetos, pero es lo que me parece y lo digo. Para que un jugador crezca mas de lo que Iker es ya, que es mucho, debe jugar el máximo de minutos, ser titular, intentar hacer caños y cañitos, encarar, ofrecerse, verse en situaciones comprometidas... para crecer, crecer mucho como futbolista, ahora bien si lo que piden algunos de que hoy juegue 45 minutos, mañana en Valladolid 20 minutos otro día 90 minutos pero al siguiente solamente 15 minutos creo que este tipo de cosas le perjudican en vez de hacerle crecer. Es mi opinion, debe jugar cada 7 dias 90 minutos. Punto pelota. De cuidarle y guardarle nada de nada. A jugar....

A lo que iba porque me he desviado en lo que queria comentar; creo que la mejor forma de que a Iker no le desestabilicen los buitres del negocio fútbol es BLINDANDOLO convenientemente con una cláusula que les espante y de este modo le dejen tranquilo.
Con Jabi Martinez se le blindo convenientemente con 17 años y se aposto por él pagandole ya un contrato de 600.000 euros anuales.
Con el Gallo cuando vino de la Real se hizo lo mismo y tenía 17 años, recien venido del Mundial juvenil al que va ir Iker.
Iker en dos meses cumple 17 años, apostemos por él porque es una apuesta tan clara como el agua que bebo, de ciegos seria no ver que ya es un jugador muy importante para el equipo, pues entonces en cuanto cumpla 17 años tratemoslo pecuniariamente como se trato a Jabi y al Gallo y a otros, ¿porque a Iker no? ¿porque es de Lezama?, si viene de Tajonar si le ponemos 600.000 euros de ficha como a Jabi Martinez pero como viene de Lezama, pues nada, el CONTRATO TIPO que cuando juega 10 partidos oficiales con la primera plantilla pasa a contrato profesional con 120.000 euros y 18 millones de cláusula. He puesto esa cantidad porque es la ficha que le pusieron a Gaizka cuando ficho por el Athletic y tenia 20 millones de cláusula. O sea que aproximadamente cobrara una cifra parecida.

Joder y con perdón, apostemos por él como se aposto por Jabi y el Gallo y además ganaremos porque al chaval le dejaran en paz los buitres.

Por cierto como se lleven a Iker, a Macua le cuelgo del Puente Colgante, no hace falta decir que hablo en términos figurados, porque luego se me lanzan algunos jejeje.

Somo

Gontzal dijo...

Tenía pensado postear en una línea similar, pero esta semana voy a andar bastante mal de tiempo...

Coincido plenamente, puede que los 18 millones no sean una barrera para evitar depredadores, pero recordemos que por mucha cláusula que haya si al jugador lo convencen para irse, poco podremos hacer. Si al bueno de Floro se le antoja, echémonos a temblar.

Yo sí pienso que hay que cuidarle, Somo, ya lo hemos debatido en algún otro lado. No sólo a nivel físico, que ahí tú sabes muchísimo más que yo, sino en el aspecto de no hacerle creer que es Messi, como insisten mucho, y en hacerle consciente que aún le queda todo por demostrar.

Muniain es un proyecto de crack, un jugador desequilibrante y distinto. La responsabilidad de que no se crea ya un Dios la tenemos los que conformamos en entorno del Athletic. Ofrecerle un contrato desde ya no sé si contribuye positivamente, tengo serias dudas.

Con respecto a Macua y la pataleta, afirmé hace tiempo lo mismo. Ya debiera saber cuáles son las reglas de juego, que es directivo de la Federación. Igual que con el campo de la final de Copa.

Y, efectivamente, que la marcha de de Marcos o Muniain sea un problema deportivo dice muy poco de la confección de la plantilla.

Perdón por el ladrillo, JC.

P.D. Hay que hacer pedagogía, también, con el apellido del chaval. Estoy hasta las narices de escuchar, también en Bizkaia, que se pronuncie su nombre haciendo el hiato castellano.

darth dijo...

Que contando con un crío 16 años lleguemos a éstas en un Club como el Athletic manda huevos. Me aplico el cuento y lo hago extensivo.

Tu entrada es interesante para los que no saben de qué va el asunto JC, pero como periodista que eres... has hecho sangre de lo mismo que dices criticar.

O sea el bla bla bla....

Lo siento pero así lo veo... en todo caso enhorabuena por tu blog y en especial por tu libro, que me lo he cepillado con mucho gusto.

KEMA

Anónimo dijo...

Iker, cuidado con los nuevos amigos, no te creas nada de lo que leas en los periodicos, que luego igual te desilusionas, sigue jugando al futbol y vacilando con tus compañeros de equipo, pasalo bien y disfruta con el balon, y diles a tus aitas que vas a ser futbolista de primera y que estén tranquilos, que su hijo no va a cambiar.

Que no te mareen a estas alturas, que tiempo tendras de que te vuelvan loco, que ahora toca disfrutar.

Luis Teclista

Juan Carlos Latxaga dijo...

Somo, hoy mismo la prensa da noticia de la subida de cuotas que planea la directiva y detalla el incremento en la partida de personal deportivo. La verdad es que a mí la cláusula de Muniain no me parece garantía de nada, pero hay que hilar muy fino con las fichas.
Gontzal, es cierto que los jugadores se van o se quedan porque quieren, pero en el caso de que se vayan es mejor que dejen una pasta. Ya sabes aquello de los duelos con pan...
Lo del hiato... a estas alturas ya deberías de saber lo influenciables que son los chicos y chicas del micrófono y la solvencia que tienen para pronunciar Chigrynski sin inmutarse mientras se hacen un nudo en la lengua para decir Cesc o Andoni.
Ongi etorri Darth y muchas gracias por lo del libro. Pues sí, es una paradoja y aciertas al señalarla: clamar para que dejen en paz a Muniain...escribiendo de Muniain
Luis, si el chaval sigue tus consejos llegará lejos, pero ya te puedes hacer una idea de la cantidad de gente que estará calentándole la oreja. Apostemos por la sensatez del chaval y de su familia, que es lo más importante

Anónimo dijo...

Me llama la atención el cambio de lenguage que utilizais cuando es el el Athletic el posible perjudicado por la marcha de un jugador y cuando es el que ficha a jugadores de otras canteras.

Atendiendo al comentario nº1 "buitreras del panorama futbolistico" o el tuyo último "Apostemos por la sensatez del chaval y de su familia" esto es aplicable al Athletic cuando sale a pescar a canteras cercanas a chavalines de 14 años?