miércoles, 3 de marzo de 2010

Athletic-Paraguay: ¿a qué viene esto?

Vaya por delante que el fútbol base se merece todos los respetos; más, por cierto, de los que ha demostrado tenerle Caparrós con su convocatoria para el partido de esta noche, con la que demuestra el interés que tiene para él el enfrentamiento y hasta el respeto que le merece el rival. Las cosas, si se hacen, es mucho mejor hacerlas bien y esto apesta a chapuza por los cuatro costados. Claro que Caparrós tiene razones de peso para confeccionar la convocatoria que ha anunciado: este partido, metido con calzador en el calendario, es una molestia en su programación para la Liga y ha optado por obviarlo recurriendo a jugadores no habituales y juveniles. Otro ejemplo más de descoordinación, improvisación e intereses contrapuestos, los deportivos... y los otros.
¿Qué lecciones se quieren dar, qué voluntades comprar, programando este partido?. Desde el fiasco del partido de la selección de Euskadi, García Macua se ha empeñado en resarcir al fútbol base de Bizkaia por los ingresos no obtenidos en aquella taquilla. De un lado, desde ciertas instancias se ha presentado el partido de la selección de Euskadi como un mero instrumento recaudador de fondos para el fútbol base, despojando a la cita de otras consideraciones de mayor calado. Por ahí se podrían buscar algunos de los motivos que han llevado a los futbolistas a plantarse, por cierto. De otro lado, y siguiendo la teoría recaudatoria, el Athletic o, mejor dicho, su presidente, se ha presentado como el desfacedor del entuerto, el héroe poderoso dispuesto a aliviar las penurias de los pobres.
De la artificialidad de este partido da una idea la distribución de las entradas. La Diputación ha comprado 10.000, que a un precio promedio supone un costo de alrededor de 100.000 euros. El gesto de la Diputación 'obliga' a los ayuntamientos, al menos a los más cercanos, a imitarlo, por lo que por ahí se irán unas cuantas entradas más. Tratándose de un partido a beneficio del fútbol base, otro buen paquete se ha distribuido entre los clubes para su reparto, entre sus jugadores, gratuito, al menos en lo que a categorías más jóvenes respecta. La pregunta se plantea sola: ¿cuántos de los asistentes a San Mamés han pagado su entrada?. Y no vale decir que todos, por lo que les toca de escote en las 10.000 entradas de la Diputación.
Y a todo esto, ¿cuál es el papel del Athletic?. El club de Ibaigane ya colabora al sostenimiento económico del fútbol base mediante el procedimiento de los convenidos. ¿Era necesario este partido?. ¿Cómo sobrevivía el fútbol base cuando no había selección de Euskadi?. ¿Tendrá continuidad, como ya han pedido algunos representantes de los modestos?. Y, sobre todo, ¿cómo concuerda este gesto de generosidad con esta información publicada ayer mismo en El País en la que se da cuenta de la inquietud del fútbol base ante las condiciones que parece que quiere imponer el Athletic en la renovación de los contratos con sus convenidos y que incluirían la obligatoriedad de comprar material deportivo de las marcas proveedoras de Ibaigane?.
Una vez más, todo apunta a otro gesto para la galería con la vista puesta a medio y largo plazo. No olvidemos que 2011 es año electoral... para todos y parece que el populismo sigue vendiendo o al menos eso deben de creer quienes han puesto en marcha esta operación. No olvidemos que después del partido, todavía quedará la foto con la entrega del cheque y todas esas cosas. Después de la foto el fútbol modesto seguirá viviendo de la rifa del jamón en el descanso, viajando en los coches de los padres y directivos, y más de un presidente se tendrá que meter la mano al bolsillo para pagar los bocatas de los chavales. Pero eso es lo de menos.

llévame a Menéame Menéame mira lo que se habla en la blogosfera Technorati: Athletic lleva este post a los favoritos de Google GBookmarks: marcar

7 comentarios:

Iñaki Murua dijo...

No lo hubiese escrito mejor. ¿Y si el dinero se hubiese repartido directamente el resultado no habría sido el mismo? Total, para que las instituciones aumenten la subvención al fútbol, aunque sea base, a base (valga la redundancia) de comprar entradas.

A los clubs se les habían dado X entradas para vender, y luego se regalan; se pretendía dar el partido por la tele y resulta que no lo permiten...

En fin, una nueva muestra de buena organización, previsión...

Gontzal dijo...

García Macua es un desconocido en el fútbol vizcaino, un paracaidista, y necesita ganarse cierto reconocimiento. Los pasos dados, como todos los de este hombre, son torpes.

Este partido sobraba y el fracaso en el ámbito organizativo, de recaudación y, visto encima el resultado, en lo deportivo.

No culparé a Caparrós de nada, esto es un trágala, un sinsentido.

El fútbol base en nuestro territorio es ruinoso, sólo se sostiene a base de subvenciones, como dice Iñaki, y el trabajo destajista de los directivos. Lo he vivido de cerca en la familia y sólo vale para disgustos y gastar auténticos dinerales.

A ver qué cuenta JOL mañana, a ver cómo nos venden este nuevo éxito. Si firma la crónica, claro.

Iñaki Murua dijo...

No me olvidaba de ese gran pivote, Gontzal que son los directivos y colaboradores. Uno, que ha sido delegado, sabe que eso es afición, incluso fuente de problemas, no a la usanza de Nuñez cuando lo fue en el Athletic.

Y eso, incluso, que en las subvenciones y ayudas suele tocar más al fútbol que a otros deportes, que también me toca vivir de cerca.

Off topic (con permiso del Latxaga): ¿para cuando un segundo encuentro de forofogoitias?

Juan Carlos Latxaga dijo...

Según El Correo Español, 22.000 asistentes, de los cuales, 3.000 paraguayos. Según Deia, 25.000 asistentes, incluidos 5.000 paraguayos. Según un titular de este periódico, San Mamés estuvo lleno de niños y de paraguayos. Me recuerda aquel otro titular que decía que en un accidente de tráfico murieron tres personas y dos portugueses.:-)
La Diputación compró y regaló, 10.000 entradas, la BBK, 5.000, ¿ponemos que los clubes de base otras tantas?. Al final va a resultar que el fútbol modesto de Bizkaia lo va a subvencionar la colonia paraguaya, cuyos componentes debieron de ser los únicos que pasaron por taquilla.

Gontzal dijo...

O sea que no sabemos cuántos de los paraguayos eran niños. Vaya. Jodé qué lío, ¿quién los contó, los boinas?

Iñaki yo también fui delegado, me convenció un central que tuvo el Athletic, un tal Liceranzu, no sé si llegaste a conocerlo ;-)

Sobre la quedada, yo la haría el primer partido que caiga en sábado, ¿no?

Roberto dijo...

Hola:

Esto de hacer recuentos y de manipular números, estadísticas y aglomeraciones varias...es el deporte favorito de los periodistas que ilustran nuestras mañanas deportivas.

Hace un par de noches, una voz autóctona y deportiva, de esas que narran las peripecias rojiblancas en las ondas...volvía a organizar uno de sus debates nocturnos. Lástima que la mayoría de sus elegidos tertulianos no le apoyase en sus tesis trasnochadas.

La mayoría de los que están han perdido el norte, los papeles y la vergüenza torera...si es que en el caso que comentaba antes, la tuvo alguna vez.

No espero imparcialidad de estos "taskeros" pero sí rigor y datos para después opinar. Será mucho pedir.

Del gran medio, mejor ni opino. Procuro no dedicarles ni un segundo en mi vida. Yo creí que solamente se vendían los periódicos, no los que los escriben y garabatean.

Aupa Athletic.

Gilicorner dijo...

Hola,
me gustaría ponerme en contacto contigo, ¿puedes darme un email?
Un saludo.