lunes, 8 de febrero de 2010

La apoteosis del despropósito

El caparrosismo debió de salir exultante de San Mamés. Sudor, balonazos, topetazos, pases al amigo invisible, más sudor, más trabajo, alternativas en el marcador, alguna tangana, remontada épica, susto de última hora y final feliz con música de Aida, aunque fuera interpretada solo por el coro de los más incondicionales y sin mucha convicción, como si alguna glándula alejada de su sitio natural estorbara el normal funcionamiento de las cuerdas vocales de los cantores. ¿Qué más se puede pedir para ser felices?. Bueno, el eterno inconformista diría que un poco de fútbol, algo más de neurona y una pizca de coherencia. ¿Que es mucho pedir?. Tal vez. En ese caso bastaría con el silencio respetuoso después del partido, o al menos con un discurso más pegado a la realidad. Los cantares de gesta suelen quedar ridículos cuando enfrente, en lugar de Carlomagno solo hay un pobre pastor. La entrega, la insistencia, el trabajo y ese público de San Mamés que tanto nos quiere y tanto nos apoya, están bien como argumento de rueda de prensa cuando le has ganado al Real Madrid, por decir algo. Cuando enfrente has tenido al pobre Xerez, ese discurso suena más falso que un euro de cartón. Claro que mientras haya quien lo compre como si fuera moneda de curso legal...
Creía que ya lo había visto todo en el fútbol o casi todo, pero no contaba con que podría llegar a ver a Toquero en el centro del campo. Fue la apoteosis del esperpento que se vivió en San Mamés el domingo; el número final que tenía reservado Caparrós para los admiradores de su baile de San Vito en el banquillo. Pero no se consigue colocar a Toquero en el centro del campo así como así; hay que recorrer un largo camino previo para alcanzar esa cumbre y el Athletic lo fue recorriendo paso a paso de la mano de su entrenador.
Probablemente Caparrós y su escudero Luci serán los únicos de este mundo que no vean que Muniain pegado a la banda desperdicia la mitad de su talento, aquella que encuentra su límite en la línea de cal. Muniain es un jugador de salida por la derecha y la izquierda, imprevisible en su inspiración, una centella en los últimos veinte metros, un tipo que merodeando la media luna del área puede volver loca a cualquier defensa. Contra el Xerez se pasó todo el primer tiempo y buena parte del segundo pegadito a la banda. Luego, en el frenesí final, jugó por una banda, por la otra y por el centro, por donde se le ocurrió o por donde encontró un sitio para circular sin chocar con nadie.
Obcecado el Athletic en jugar contra el Xerez de la misma forma en la que jugó contra el Depor, contra el Zaragoza o contra el Madrid, el equipo se fue espesando hasta adquirir la textura del chocolate y eso que se adelantó en el marcador a los dos minutos de partido. Con Muniain preso en la banda izquierda, fue Orbaiz quien asumió la tarea de poner algo de pausa, de buscar la elaboración, de tratar de aplicar el sentido común en definitiva, hasta erigirse en el mejor jugador de un equipo mediocre. Como premio Caparrós lo dejó en la caseta en el descanso. En su lugar salió Susaeta para ocupar la banda derecha mientras Gurpegi y Javi Martínez se hacían con el eje. Como la cosa seguía sin funcionar, el técnico decidió que había llegado la hora de darle la responsabilidad a De Cerio: hala chaval, sal y resuelve esto que nos hacen falta goles y eso de que llevas un año sin jugar se lo dirás a todas. Salió De Cerio y se fue Gurpegui, lo que ocasionó un desajuste evidente entre el centro del campo y la delantera. Y ahí llegó lo de Toquero en el centro del campo o como media punta, que es la versión caritativa que se ha usado para aminorar el dislate. Para entonces el equipo ya no se parecía en nada al original, ni en su composición, ni en su esquema, ni en su plan. Aquello andaba manga por hombro, que decían nuestras abuelas. Cualquier otro equipo distinto del Xerez le hubiera hecho una avería al Athletic. Pero los equipos que están en la situación del Xerez suelen ser como un pararrayos que atrae para sí todas las desgracias. Llorente, un alma en pena todo el partido, cabeceó el empate y a falta de cinco minutos desvió a la red un tiro de Susaeta que no iba a ninguna parte, ante la gentil parálisis de toda la defensa andaluza. Si a los delanteros se les mide por sus goles, Llorente cumplió con creces con su parte del trabajo. Otros no podrán decir lo mismo. Se trata de sudar menos y de pensar más; y no solo entre los que se visten de corto.

llévame a Menéame Menéame mira lo que se habla en la blogosfera Technorati: Athletic lleva este post a los favoritos de Google GBookmarks: marcar

6 comentarios:

Roberto dijo...

Hola: sigo su blog y lo tengo enlazado al mío, donde también sigo la actualidad del Athletic club (eso sí, sin opiniones personales).

Por lo que voy leyendo ya veo que se decanta por los que no quieren al entrenador y yo le preguntaría: Si no renovamos a este entrenador ¿A quién traería usted que seguro que mejoraría el juego del equipo? y lo más importante para mí ¿eso nos aseguraría estar más arriba en la clasificación?.

Visto cómo dejaron al equipo adalides del "buen futbol" como el señor Valverde (cesado en un equipo con mejores mimbres)que tuvo que pelear durante dos años por no bajar, no veo a ninguno que mejore lo que éste ha mejorado...y no solamente las estadísticas de muchos años.

Entiendo la campaña del medio que manda en Bilbao y en el Athletic y su masa social, entiendo a los que obedecen y critican en los medios audiovisuales...pero ni lo comparto ahora ni lo compartí antes. Lo de jugar bonito es una milonga o acaso queremos hacer como con Irureta? dejemos el pico fino a un lado, dejemos el valdanismo y las poses y disfrutemos de ver al Athletic donde en más de 20 años no hemos visto. Aupa Athletic.

Gontzal dijo...

El error de salida, para mi, estuvo en las bandas, lo de Muniain que comentas y en introducir cemento en la derecha con objeto de frenar a no sé quien.

El Athletic tuvo mucha suerte y la justicia del marcador es la misma que la del día del Depor, cierto, pero de esta guisa no vamos a ningún lado.

Lo de Toquero de medio centro es tan alucinante como el taconazo del trencilla.

Las lecturas hubiesen sido bien distintas en caso de perder o empatar, pero en este Club damos por bueno todo con tal de ganar, hasta el punto de reinventar la historia y parecer que nunca en 25 años habíamos sido séptimos en la clasificación.

Llorente, a pesar de los dos goles, no me gustó nada, pero es que es imposible destacar con esta forma de jugar.

Juan Carlos Latxaga dijo...

Hola Roberto. En primer lugar me gustaría contar con un enlace a tu blog para ampliar mi lista de bloggers que escriben sobre el Athletic.
En cuanto a lo que comentas: No quito mérito a algunas cosas que ha hecho Caparrós, pero eso no es óbice para que no me guste el fútbol que propone. Me gustaría más un entrenador que tratara de hacer jugar al fútbol a una plantilla que creo que tiene más calidad de la que le dejan demostrar.
A Valverde no le renovaron y su trabajo se quedó a medias. Aquel era un Athletic en crecimiento (¿recuerdas el 1-7 ante el Standard?) que se truncó de la forma más absurda. Es verdad que le han cesado en un equipo con mejores mimbres, pero eso es cuestión de objetivos. A Pellegrini le cesarán si queda segundo en la Liga y no gana la Champions, y eso no querrá decir nada sobre su calidad.
No sé a qué te refieres con la campaña del medio que manda en Bilbao, pero lo sospecho y creo que se trata exactamente de lo contrario de lo que dices.
Y no, no se trata de contraponer el fútbol de Caparrós con las milongas del tiki taka y el valdanismo. Entre el picapedrerismo y el tiki taka hay todo un mundo de fútbol. ¿Dónde situarías el juego del Chelsea, del United... o del Athletic que ganó dos Ligas y una Copa?
Gontzal, efectivamente, hay quien trata de convencernos de que en 25 años nunca hemos estado séptimos y quien juraría sobre la Biblia que Lezama se inventó hace tres años.
Llorente, mal de juego, pero si a un nueve se le mide por los goles, dio la talla. Y lo de Toquero... en fin

Roberto dijo...

Aquí te dejo el enlace a mi blog: http://roberlumbr.blogspot.com

Yo no escribo sobre el Athletic, pero sí que hay una sección en mi blog al respecto, aunque con otra finalidad.

También estoy en facebook: abierto 24 horas. Todo lo que sea darme a conocer e interactuar con otras personas, me interesa y mucho.

Será un placer recibirte como seguidor o admirador. Ya veo que tenemos muchas cosas que discutir sobre fútbol, porque hay muchas cosas que no son como comentas. Por mi parte será un placer. Gracias por contestar. Un saludo.

pdta: Visto el tuteo, acepto el trato como más cercano.

pintxo dijo...

todos tranquilos porque nuestro "jokin" parece que estará un añito más (mínimo) por estos pagos para que el aficionado pueda gozar del juego áspero y las atmósferas irrespirables. Cuestión de cambio de enfoque, como si de un round de boxeo trabado se tratara en el que se aprecian cualidades pugilísticas más allá del fino toque y movimientos elegantes.
El Athletic merece ese cambio de enfoque, por el amor de san mamés, ante entrenadores inflexibles, mentes flexibles capaces de gozar de la inmovilidad y del cemento. Y a jokin, un monumento (si llega a Europa)

Anónimo dijo...

Aupa chicos!!!

Tiempo sin aparecer por aqui, pero cosas del currelo...

Bienvenido Roberto, pero me inclino mas porque el amnigo Jokin escape cuanto antes, y me decanto mas por los analisis de JC en cuando al juego del Athletic (es verdad que llevamos tiempo haciendonos a la idea que lo que hay es lo que no podemos remediar), y sigo pensando que el señor que se sienta en el banquillo no nos aporta nada en este momento, y que nos aportan mas los jugadores. Otro entrenador con estos mimbres yo creo que hubiera exprimido más la cosecha. Pero es mi parecer, respetando todas las opiniones.

Saludos, y seguiremos opinando en este blog que me parece muy constructivo.

Por cierto, algun comentarista de este blog hoy me ha pillado de carnavales.............


Luis Teclista