domingo, 14 de febrero de 2010

Una derrota que hace daño

Es una discusión recurrente: cuánta responsabilidad tienen los entrenadores con sus sistemas, y cuánta los jugadores con su interpretación en el campo. En muchas ocasiones se ha reprochado a Caparros su querencia por un juego miserable, en el que lo único importante es el resultado por encima de cualquier otra consideración, un juego que desprecia el futbol y el sentido común. En Villarreal, sin embargo, Caparrós planteó el partido de una forma más que meritoria, buscando el fútbol y la creación, como si lo que el Athletic enseñara hace unas semanas en Riazor, le hubiera mostrado el camino; como si el fiasco de Cornellá le hubiera abierto los ojos definitivamente y hubiera visto que el camino está en la asocación de sus futbolistas, en el buen trato al balón, en la apuesta por la calidad que sí tiene la plantilla del Athletic.
Pero en Villarreal fallaron algunos jugadores no a la hora de interpretar la estrategia propuesta por su entrenador, sino a la hora de ejercer su oficio de futbolistas. Amorebieta y San José tuvieron una noche negada. Nilmar les volvió locos repitiendo constantemente el mismo movimiento. Si un delantero se te va siete veces haciendo lo mismo, se supone que tienes que pararte a pensar un minuto y evitar que te la vuelva a jugar por octava vez. Pero no hubo manera y ahí no vale mirar al banquillo. Un profesional de Primera División tiene que buscarse sus propios recursos y sus compañeros tienen que ver que está pasando problemas para echarle una mano. Pase el primer gol del Villarreal, pero no el segundo, ni la amenaza constante que acabó lastrando el juego de todo el equipo por su propia inseguridad atrás. Y lo que obviamente no tiene ni medio pase es que se vuelva a fallar un penalti, esta vez en el minuto 88. El Athletic se tendrá que hacer mirar lo suyo con los penaltis. Un porcentaje de acierto del cincuenta por cien no es de recibo, se mire como se mire.
Tampoco le fueron mejor las cosas al Athletic en su juego de ataque, y eso que Llorente estuvo muy activo y también supo explotar las miserias de la defensa amarilla. Pero falló siempre el último pase, los rojiblancos se equivocaron siempre en la elección de la última jugada. Sobre todo en el segundo tiempo, cuando apenas consiguieron inquietar al portero rival entre otras cosas porque el Villarreal se echó atrás con un descaro impropio de lo que anunciaba su entrenador, Garrido, un tipo que parece haber inventado el fútbol en una sala de prensa. Viendo lo acontecido en El Madrigal cabe recordar aquella vieja polémica que mantuvieron en sus tiempos Menotti y Bilardo. El segundo defendía el juego resultadista, frente al discurso florido del primero, pero, además, Bilardo recordaba siempre a todo aquel que le quisiera oir que, en el momento decisivo, todos los entrenadores recurrían a lo mismo que él propugnaba: hacer lo que sea preciso para ganar el partido; también Menotti. Y eso es lo que hizo Garrido ante el Athletic: meter a su equipo atrás primero para defender el 1-0 y después el 2-1.
Lo malo es que los rojiblancos no pudieron, o no supieron contrarrestar el movimiento del rival y ello pese a la apuesta de inicio de Caparrós y sus posteriores movimientos en el banquillo. Sólo Muniain cumplió con su parte del papel. Salió a revolucionar el partido y provocó el penalti que debió dar un punto a su equipo.
La bronca final fue el colofón sorprendente que acabó por desgraciar la noche. A los rojiblancos les hubiera venido muy bien sacar durante el segundo tiempo algo del mal genio del que hicieron gala en los últimos instantes. Perdieron los nervios, ellos y su entrenador y acabaron dando el espectáculo. Después, Caparrós dijo eso "nos vamos con cara de bobos". No, no fue precisamente cara de bobos la que se les quedó a los rojiblancos.
La tangana final deja fuera de combate a Javi Martínez y a Orbaiz para el próximo partido. Mal asunto. Pero peor sería que Caparrós llegara al convencimiento de que cada vez que su equipo intenta jugar al fútbol, pierde. Sería una conclusión tan érronea como dañina. Y bastante daño se hizo ya el Athletic en Villarreal con sus propios errores.

llévame a Menéame Menéame mira lo que se habla en la blogosfera Technorati: Athletic lleva este post a los favoritos de Google GBookmarks: marcar

11 comentarios:

Gontzal dijo...

Coincidiendo en la responsabilidad de los jugadores, añadiría a Iraola, que también estuvo muy despistado en el primer gol, no tengo claro si los momentos de buen juego son fruto de una orden de banquillo o una interpretación de los propios futbolistas para abrir el cerrojo del Villarreal. Menudo vendedor de crecepelo el tal Garrido.

Lo del final, lamentable, y a ver qué consecuencias tiene, que el comité de competición está obligado ahora a hilar fino por voluntad de los promotores del villarato. La redacción del acta es preocupante.

Me preocupa de Marcos, ha perdido punch, Muniain hace daño fuera de banda, lo del mal llamado trivote no funciona, Iraola necesita recambio y los centrales llevan varias jornadas fallando en exceso.

Si hace un año me lo llegan a decir... hay que reconocer que, hoy por hoy, Llorente nota mucho la falta de Toquero.

Juan Carlos Latxaga dijo...

¿Llorente nota mucho la falta de Toquero o el equipo entero juega distinto (con más elaboración y pausa) cuando no está Toquero?. Queda abierto el debate si los ilustres comentaristas se animan.

Roberto dijo...

Hola a todos:

En primer lugar quiero manifestar mi más profundo malestar por el penalty que falló Caparros. Creo que su crédito está agotado. Ah! no, perdón, me comentan que lo falló Iraola y que el toro que mató a Manolete no fue Caparros. Una pena la supuesta renovación para aquellos que llenaron páginas contando que si pedía o dejaba de pedir. Se coge antes al mentiroso...

Por otra parte y hablando de fútbol, creo que los resultados fuera de casa se están haciendo esperar, pero también pienso que viendo el calendario y repasando cómo este club ha llegado a Europa otros años...es innegable que hacerse fuerte en casa será clave. Si la defensa mejora un poco más no harán falta remontadas como antaño (4-3 a Osasuna, etc...) y podemos aspirar al 6º puesto.

En cuanto a jugadores, confieso que me he perdido. Aquellos que criticaban las rotaciones (por excesivas) son los que en tv piden a Iturraspe por Orbaiz el otro día en San Mamés. Los mismos que antes pedían delanteros y no jugadores de perfil defensivo (léase Gurpegui), el otro día critican también los cambios y la decisión de ir a por el partido. Aquellos que pedían rigor defensivo cuando encajabamos más de 60 goles al año...ahora piden más toque, más ataque y más gol, eso sí, combinado con que los defensas den más nivel que el demostrado últimamente. A mí los Reyes siguen sin traerme todo lo que les pedí, en eso casi todos los entrenadores del Athletic y yo nos parecemos.

Como dijo aquel, me sigo dando con un canto con los resultados generales del equipo. Creo que algunos pilares de los últimos años piden relevo a gritos...va por alguno que se autoexpulsa solo. Para eso de relevar treintañeros pasados de rosca, que además piden renovaciones excesivas, necesitas un entrenador que saque gente joven. Caparros.

Por último, ¿dónde están los jugadores bizkaitarras de cantera?,hace falta gente en medio campo con piernas nuevas ¿hay que ficharlos fuera?.

El próximo día debatimos sobre los que deberían ir dejando sitio y a quién habrían de dejárselo. Miremos a futuro que hay que pensar en ello y rápido.

Estais todos invitados a ABIERTO 24 HORAS. Un saludo.

Gontzal dijo...

JC, yo creo que no es un 'o' sino un 'y'.

El equipo juega distinto, con más pausa y elaboración, pero Llorente se encuentra más solo arriba. Con de Marcos el entendimiento fue nulo, mientras que con Gaizka, quizá por el número de partidos que ya han disputado juntos, se entienden mejor.

Con respecto a lo que comenta Roberto, está claro que lo que irónicamente dice de los penaltis es cierto, no los falla Caparrós, pero con él el problema tampoco encuentra solución.

Coincido en que los puntos para poder optar a Europa pasan por casa, pero no se debe desaprovechar poder rascar puntos como los del sábado, que es un rival directo, además.

Yo sí creo en las rotaciones y abogo por ellas, pero no de la forma en que Caparrós vuelve a aplicarlas, sino como algo más continuado a lo largo de toda la temporada.

Y creo que jugar algo mejor a fútbol y defender en condiciones es compatible, no creo que la contundencia defensiva esté irremediablemente unida a que en el centro del campo no se aguante el balón.

Me pasaré con Abierto 24 horas.

Roberto dijo...

Me encanta ser tan antipopular, aunque realmente pienso lo que escribo. Gracias Gontzal por pasarte, aunque prefiero que te pases POR y no CON mi blog.

Por cierto, estas conversaciones son más de café o similares que de teclado y ratón. Aún así, a falta de mejores soluciones de los ANTI, me siento cómodo en franca minoría en este foro.

Un saludo.

Gontzal dijo...

Jeje, es evidente que pasare POR y no CON, es una errata.

Por cierto que por aquí también pasan caparrosistas. En todo caso, todos somos Athleticzales dispuestos a charlar sosegadamente, que es lo que cuenta.

Juan Carlos Latxaga dijo...

Pues sí, probablemente es un Y y no un O. A mí personalmente me gusta más cuando LLorente tiene otra compañía, el concepto es distinto. Creo que Toquero, por sus características, debería participar en un determinado tipo de partidos, de esos que requieren establecer la primera línea de defensa en campo contrario, o para dinamitar (no es una errata)los últimos minutos con su presencia física y su movilidad.
De Marcos me gusta como jugador de futuro aunque ahora mismo me parece que está demasiado tierno para ausmir muchas responsabilidades.
Roberto, el caparrosismo razonado es bienvenido aquí entre otras cosas porque esto no es un sitio de antis o pros sino de aficionados al Athletic con diversas opiniones, todas tan respetables como válidas.

Anónimo dijo...

En cuanto a la dupla Toquero-Llorente si o no; o Llorente y otro distinto a Toquero en la alineación, pues la respuesta no me produce dudas, ya que curiosamente en Cornellá Gaizka no se alineó por estar sancionado por tarjetas y no solamente perdimos, sino que no chutamos ni una vez entre los tres palos.

En Villarreal se noto una ausencia de instinto asesino goleador bastante preocupante y falta de punch y agresividad futbolistica y tampoco jugo Toquero .

En A Coruña jugo pero estuvo muy bien y se perdió y poco que decir, se juntaron todos los gafes y el árbitro a la vez.

Estadisticamente y como curiosidad, cuando no juega Toquero generalmente el Athletic pierde la mayor parte de los partidos.

Estadisticamente y curiosamente la irrupción de Toquero en enero del año 2009 con su llegada al Athletic, y tras una pequeña adaptación a Primera y una evolución trajó consigo un año 2009 que no se nos olvidara núnca por la Final y los encuentro de UEFA.

El crecimiento y resultados deportivos del Athletic curiosamente coincide en el tiempo con las alineaciones de Toquero de titular. Cuando Toquero no juega hay muchisimas posibilidades de perder, porque a lo mejor el balance de EQUILIBRIO del equipo pierde muchisimos enteros con su ausencia. En Villarreal lo pudimos ver lo fácil que nos llegaban los rivales sin hacer nada del otro mundo, ya que faltaba el destajista que tampoco es manco en agresividad mirando puerta.

Susaeta el crack de algunos, el estrategico de FGM y de muchos, el técnico del equipo, el año pasado 36 partidos y un sólo gol, este año pasa de 20 partidos y dos goles. Y así podria poner más ejemplos, hala, a seguir con los jugadores técnicos jejé que a lo mejor ganamos la UEFA.

Somo

Roberto dijo...

Hola a todos:

Juan Carlos, ya sé que el caparrosismo es bienvenido. Debo matizar que no soy familia, ni me gusta físicamente. Pero me gusta la pluralidad razonada como a ti. Estoy preparando un artículo en mi blog que publicaré después del partido de Europa League. Espero que lo leáis.

Por cierto, ya te he dejado mi enlace y espero tu prometido enlace y tu visita. Aprende de Gontzal jejeje.

Un saludo.

Juan Carlos Latxaga dijo...

Estarás contento Somo: Toquero renovado para dos años con opción a un tercero y veinte millones de cláusula. Así se acaban algunas filtraciones interesadas que no beneficiaban en nada al chaval

Anónimo dijo...

Hola JCL,

Una gran noticia y el jugador ha dado su brazo a torcer en sus pretensiones por sus ganas de quedarse aquí en Bilbao, aceptando 2+1 cuando pedia 3+1. Tiene 25 años.En agosto 26 años.

Con esta renovación nos aseguramos un jugador de los que hace COSQUILLAS arriba, por su pujanza, agresividad, destajismo, y todos los adjetivos calificativos indicativos de adrenalina y testiculina y demás ecéteras..., y repito COSQUILLAS arriba, y los rivales diciendo !!!joder!!! hoy juega Toquero, con lo pesado, duro y bruto que es jejé.

Somo